Galletas de queso, ¡exquisitas!

Cuando decimos galletas, automáticamente pensamos en galletas dulces, en desayunos y meriendas. Pero esta no es la típica receta de galletas, porque hoy las enseñaremos a hacer galletas de queso. Como aperitivo o para comer entre horas, estas galletas fáciles de queso Chedar harán las delicias de todos en casa, sobre todo de los más pequeños ¡gracias a su forma de queso tan original y divertida!

Las galletas de hoy lo tienen todo: son sabrosas, fáciles en su elaboración y muy vistosas. ¡Son tan ricas que no puedes parar de comerlas!

LEER RECETA 
Coulis de fresa

¿Quieres ver cómo se preparan?

Esta receta de galletas saladas nos puede servir para cuando tenemos que comer fuera de casa y en plan picoteo o también como un entrante, si somos muchos a la mesa y sobre todo si tenemos niños: es un aperitivo muy socorrido ¡y a los peques les encantará!

Vamos a ver la receta

Ingredientes:

  • 100 gr de queso Chedar
  • 200 gr de harina de fuerza
  • 200 gr de mantequilla (a temperatura ambiente)
  •  1 huevo
  • 2 cucharadas de leche
  • 1 cucharada de polvo de hornear (también conocida como levadura química, polvo Royal)
  • 1 cucharadita de mostaza
  • sal (a gusto)

Preparación de galletas de queso

Paso 1- La elaboración es muy sencilla: pondremos en el vaso de nuestro robot de cocina la mantequilla, el queso, el huevo, la leche, la mostaza y la sal y procesaremos hasta obtener una crema suave, tipo pomada.

Paso 2- Con la ayuda de un tamiz, agregamos la harina mezclada con el polvo de hornear y mezclamos bien ayudándonos con las manos hasta obtener una masa compacta, suave y homogénea. Dejamos reposar en la nevera durante 30 minutos. Pasado este tiempo estiramos la masa con un espesor de medio centímetro sobre nuestra masa de trabajo que tendremos preparada con papel de horno del tamaño de la fuente que luego utilizaremos para hornear las galletas.

Paso 3- Luego vamos a utilizar la parte trasera de una boquilla de manga de pastelero (si no tienes puedes utilizar un cortador circular pequeño) para hacer los agujeros característicos del queso. Lo haremos de forma irregular imitando a un auténtico queso.

Paso 4- Una vez tenemos toda la masa agujereada, vamos a cortar las porciones con un cuchillo. Haremos de cuenta que estamos dibujando una tela de araña. Primero haremos cortes rectos en forma de estrella y luego un par de círculos, de esta manera obtendremos galletas en forma de triángulo pero de diferentes tamaños y formas. Ponemos el papel de horno sobre la fuente y llevamos a la nevera durante otros 15 minutos. Pasado este tiempo, retiramos y aprovechando que la masa estará un poco más firme, separamos las porciones antes de meter la fuente en el horno.

Paso 5- Llevamos a horno precalentado a 180º durante 12 minutos. Retiramos la fuente del horno, dejamos enfriar las galletas 5 minutos en la misma fuente y luego las colocamos en una rejilla hasta que ese enfríen completamente.

Paso 6- Las galletas saladas caseras son una gran alternativa para picar entre horas o como aperitivo para toda la familia. Si buscamos formas atractivas como esta, es una buena manera de incorporar en la dieta de nuestros niños todo tipo de ingredientes, como en esta receta de galletas de zanahoria que os enseñamos hace un tiempo en Recetaslacocina.

Facebook Comments

Recetas relacionadas

Leave a Comment