Espaguetis con almejas, ¡deliciosa receta!

Espaguetis con almejas, ¡deliciosa receta!

Estos espaguetis con almejas al vino blanco, son una receta exquisita que se prepara en poco tiempo y que no requiere grandes experiencias culinarias, pero con la que quedaras como auténticos chef experto.

La pasta suele gustar tanto a grandes como a pequeños y es una fuente interesante de hidratos de carbono y por tanto, de energía. Hoy la acompañamos de almejas, unos moluscos que viven enterrados en la arena y que contienen mucho hierro, por lo que es indicado especialmente para mujeres embarazadas o personas con animia.

Y para que no digas te traemos dos versiones de la misma receta, unos elaborados con nata y vino blanco y otros espaguetis con almejas sin nata en la salsa, por si los prefieres así. No te preocupes por el vino, que el liquor se evapora durante la cocción, pero si no quieres, puedes sustituirlo por caldo de pescado.

Leer receta
Ensalada de fideos con atun

Espaguetis con almejas, vino blanco y nata

Ingredientes

  • 400 g de espaguetis
  • 500 g de almejas
  • 1 cebolla
  • 1 vasito de vino blanco
  • 250 ml de nata líquida o leche evaporada
  • Perejil fresco
  • Sal
  • Pimienta negra recién molida
  • Aceite de oliva virgen extra

Cómo hacer espaguetis con almejas con salsa de nata

Lavamos muy bien las almejas, enjuagándolas en agua fría. Cocemos la pasta en abundante agua hirviendo. En una cazuela ponemos un poco de aceite de oliva virgen additional y pochamos a fuego muy suave la cebolla picada. Cuando comience a dorarse, incorporamos las almejas y el vino, vamos sacando las almejas conforme se vayan abriendo, para que queden jugosas, y las reservamos. Si alguna almeja no se abriera, la desecháis. A la cebolla y líquido que queda en la cazuela, le añadimos la nata, un poco de sal, de pimienta y de perejil picado y dejamos cocinar unos minutos.

Incorporamos la pasta escurrida y las almejas, mezclamos y servimos inmediatamente. Si este plato lo van a tomar niños pequeños, podéis quitar la concha de la almeja risks de añadirlas a la pasta.

Espaguetis con almejas

Espaguetis con almejas y vino blanco

Leer receta
SPAGHETTI AL AJO Y OLIVO RECETAS

Ingredientes

  • Espaguetis
  • un kilo de almejas
  • un vaso de vino blanco
  • ralladura de un limón
  • sal gruesa
  • perejil picado
  • mantequilla
  • un diente de ajo
  • Aceite de oliva virgen extra
  • un poco de pimienta.

Cómo hacer espaguetis con almejas y vino blanco

Comenzamos limpiando las almejas. Cada tipo de almeja necesita un tiempo para eliminar toda la tierra bien, aunque habitualmente una hora en agua fría con un poco de sal es suficiente para eliminar cualquier rastro de arena.

Enjuagamos las almejas bien con agua corriente y luego las colocamos en una sartén o cacerola grande, a fuego medio y tapadas. Agitar de vez en cuando y tras 5 minutos deberían estar casi todas abiertas.

Sacamos con unas pinzas, eliminando las conchas.

A continuación, filtrar el agua de cocción, de la siguiente manera:

Necesitaremos un colador, un tazón y un trapo blanco fino, que ponemos en el colador y se utiliza como el preliminary filtro. Es principal seguir este paso, ya que las almejas siempre conservan algo de arena. De esta manera, la densa textura de la tela impide el paso incluso de los granos más finos y podemos estar seguros de no correr ningún riesgo.

Ponemos a hervir el agua para la pasta y una vez hirviendo echamos la pasta, controlando el tiempo de cocción indicado.

Mientras tanto,freímos un diente de ajo en un poco de aceite, luego sacamos, añadimos las almejas, y el vino blanco, una vez más a fuego medio. A continuación, agregamos el líquido de cocción, un poco de perejil y una pizca de ralladura de limón, y cocinamos un minuto o dos a fuego bajo, sólo el tiempo suficiente como para que el líquido se reduzca un poco.

Escurrimos los espaguetis, manteniendo a un lado un cucharón de agua de la cocción, por si la salsa se ​​seca demasiado (aunque no suele suceder). En la cacerola de las almejas, añadir una nuez de mantequilla y remover rápidamente. Por último, el perejil y un poquito de ralladura de limón.