Pato a la Naranja

Pato a la Naranja unaceta perfecta

Cómo preparar pato a la naranja. Siempre he tenido curiosidad por esta receta de carne, pato a la naranja, pero a pesar de ello nunca se me había ocurrido prepararla convencido de que tendría que ser un plato muy elaborado.

Tengo que decirlos que estaba totalmente equivocado, se trata de un plato bastante sencillo de preparar, sin más complicación de la que pueda tener la preparación de un buen pollo al horno, con el suplemento de que el pato a la naranja incluye una salsa increíble.

Se trata de una receta del más clásico repertorio de cocina francesa. Aunque en España no es muy habitual prepararlo, los franceses emplean el pato en mucha mayor medida que nosotros en multitud de formas. Desde todas las recetas relacionadas con su hígado, foie gras, micuit, magret de pato, hasta la propia ave en sí como es el caso de esta receta.

Leer receta 
Pato Asado una receta fácil

Lo que realmente me ha parecido interesante de esta receta es su salsa, una combinación entre dulce y amargo que acompaña de manera perfecta al sabor y textura de esta carne.

Una receta que es una auténtica maravilla, fácil de preparar y con un resultado totalmente de recetaslacocina. Los ingredientes para la salsa son básicos y el proceso sencillo, Se trata de combinar la naranja, tanto su zumo como parte de su piel con parte de los jugos del asado de pato y una copita de un buen brandy.

Nos quedará una salsa densa y brillante que quedará perfecta para acompañar al pato y a cualquier guarnición con la que queramos servirlo.

leer recetas 
Pato guisado a la norteña

Como opción serían perfectas unas papas duquesa, con lo que tendríamos en la mesa mucho de lo bueno de la gastronomía francesa.

Ingrediente para el pato a la naranja

  • 1 pato de 1,4 kg. (aproximadamente)
  • 4 naranjas de zumo
  • 75 g. azúcar
  • 50 ml. vinagre
  • 1 vaso brandy (200 ml de líquido)
  • ½ vaso de agua (100 ml. de líquido)
  • Sal (al gusto)

Horneado y preparación del pato

1- Pelamos una naranja, la abrimos en 4 partes. La dejamos durante 1 hora macerando en un bol con ½ vaso de brandy.

2- Limpiamos el pato de restos de grasa y plumas que pueda tener. Lo limpiamos bien con papel de cocina, por fuera y por dentro.

3- Salamos el pato por el interior y lo rellenamos con la naranja que teníamos a macerar.

4- Colocamos el pato en una bandeja apta para horno, salamos por el exterior y regamos con el brandy de la maceración y un chorrito de aceite de oliva virgen extra.

5- Con el horno previamente caliente a 200º C horneamos el pato durante 1,5 horas. A mitad del proceso regamos el pato con sus propios jugos y el resto del brandy. Tapamos con papel de aluminio para evitar que se tueste demasiado.

6- Cortamos parte de la piel de una de las naranjas, sin la parte blanca y la troceamos en tiritas finas.

7- Escaldamos las tiras de naranja, partiendo de agua fría, dos o tres veces, para eliminar su amargor. Reservamos.

Preparación de la salsa agridulce y presentación final del pato a la naranja

1- Mientras se cocina el pato en el horno nos ponemos a preparar la salsa agridulce de naranja. Para ello, en un cazo, ponemos el azúcar a temperatura media alta hasta que se haga un caramelo rubio.

2- Con mucho cuidado por las posibles salpicaduras, añadimos el vinagre y 200 ml. de zumo de naranja.

3- Cocinamos la salsa hasta que se haya reducido a la mitad.

4- Cuando el pato esté listo recogemos los jugos de la bandeja de horneado y los añadimos a la salsa. Tapamos el pato con papel de aluminio hasta el momento de servir.

5- Añadimos también a la salsa las tiras de naranja y 4 o 5 gajos de naranja. Seguimos cocinando la salsa durante 10 minutos y ya estaría lista.

6- Podemos servir el pato troceado acompañado por parte de la salsa.

De guarnición te aconsejo unas papas fritas o un puré de papas. Tendremos un plato de categoría digno de cualquier celebración, un plato de recetaslacocina.

Te ha gustado la receta déjanos tu comentario y compártalos con tus amigos para que ellos también se animen a prepararlo.

Pato Asado una receta fácil

pato asado con papas una receta peruana

El pato asado o pato al horno me encanta, es una de las aves que menos usamos en nuestra gastronomía (a diferencia del pollo) y que poco a poco se va abriendo paso en ella. La verdad que es un ave mucho más grasa que el pollo por lo que es normal que se consuma menos por su alto contenido en grasa. Si ves el magret de pato tiene una gran cantidad de grasa y te darás cuenta cuando ases el pato en el horno la cantidad de grasa que suelta.

Realmente el pato se suele preparar en días de fiesta por ejemplo en alguna cena de navidad o celebración familiar, yo soy de prepararlo siempre que puedo porque me parece una carne genial.

Eso sí creo que asar el pato es más difícil que te salga jugoso que el pollo, también porque el pollo lo asamos más a menudo. Eso sí, te garantizo que si sale jugoso triunfaras con nuestros invitados.

La forma más común de preparar es el pato a la naranja que seguramente todos habremos comido alguna vez.

Leer receta
Pollo asado sin grasa, receta paso a paso 

Ingredientes

  • 1 pato de 1,5 kg
  • Sal
  • Pimienta
  • 1 naranja
  • El zumo de 4 naranjas
  • 150 ml de soja
  • 3 cucharaditas de miel
  • Hierbas Frescas

CÓMO HACER PATO ASADO

1.- Lo primero que haremos será salpimentar el pato por dentro y por fuera. Ahora cogemos media naranja y la metemos dentro del pato con un ramillete de hierbas frescas, en este caso tomillo y romero.

2.- Calentamos el horno e introducimos durante 1 hora y 40 minutos a 160º. Cada 15 minutos tenemos que regar el pato con una mezcla del zumo de 4 naranjas, la soja (soya) y la miel. te recomiendo que debajo de la rejilla del horno pongas otra bandeja para recoger la grasa porque soltará muchísima grasa.

3.- Como acompañamiento podemos hacer unas papas panadera que le va genial, a mí me encantan la verdad.

Leer receta
Alitas de pollo en salsa picante

Si te ha gustado puedes compartirlo con tus amigos para que ellos también se animen a preparar esta deliciosa receta.

Budin de pan casero

receta de budin de pan casero

El budín de pan también se conoce como torta de pan o pudin de pan en algunos países del centro y el sur de América. Con esta receta tradicional te enseñaremos an utilizar ese pan viejo que tienes en casa para preparar este rico postre.

El budín de pan casero también tiene fama de ser un postre para gente mayor, y es que a los niños no suele gustarles mucho, pero este que aprenderás a hacer con esta receta fácil te sorprenderá por su sabor dulce y su textura suave. Te maravillará cómo esta torta de pan se vuelve la favorita de tu familia, ¡incluso de los más pequeños! Por otro lado, este postre casero resulta una excelente opción para las celebraciones de Navidad y Acción de Gracias, puesto que es fácil de preparar y, sobre todo, económico. Sigue el paso a paso y descubre cómo hacer budín de pan casero con Recetaslacocina.com, a modo de postre navideño o para cualquier otro momento del año.

Leer receta
Helado de yogur con agar-agar, ¡fresquito y saludable!

Budin de pan

Ingredientes

  •  7 huevos
  •  200 gramos de azúcar (1 taza)
  •  800 ml de leche
  •  300 gramos de pan del día anterior
  •  1 cucharada sopera de ralladura de limón (opcional)
  •  ¾ taza de azúcar (para el caramelo)

pasos a seguier para hacer esta deliciosa receta

Paso 1- Alista los ingredientes para poder empezar a preparar la receta de budín de pan. Recuerda que lo mejor de esta receta es que podemos aprovechar la sobras de pan, así que utiliza el pan duro que tengas por casa.

Paso 2- Una vez que lo tengas todo listo, empieza por hacer el caramelo en un molde metálico colocado directamente sobre el fuego o al baño María. Para ello, debes colocar el azúcar poco a poco y, a medida que se va derritiendo, gun con una cuchara de madera e ir agregando más azúcar. Deja cocinar hasta que tome shading dorado claro. Si el caramelo se hace solo a partir del azúcar lo puedes gun con tranquilidad, pero si le pones agua no debes tocarlo para evitar que cristalice.

Paso 3-Distribuye el caramelo de forma pareja por todo el molde, base y paredes y deja que se enfríe. La idea es que quede como en la foto, que cubra toda la superficie del molde para que el budín de pan casero quede perfecto.

Paso 4-Mientras se enfría el caramelo, corta el pan en trozos pequeños y remójalos en la mitad de la leche tibia. Este es el paso más importante de la receta de pudin de pan, puesto que se trata del ingrediente principal del pan.

Truco: Si ves que necesitas más cantidad de leche para remojar todo el pan en ella, añade más de la mitad.

Paso 5- Deja el pan a remojo para que se vaya impregnando de la leche y, aparte, mezcla los huevos con el azúcar y la leche restante.

Si quieres añadir un sabor extra a la receta de budín de pan que estás preparando, puedes agregar an esta mezcla un poco de ralladura de limón o esencia de vainilla.

Paso 6- Para terminar de hacer la masa del budín, incorpora la mezcla al pan remojado en la leche y revuelve bien.

Paso 7- Coloca la preparación de pan y leche en el molde que has caramelizado anteriormente. Recuerda que para este punto el caramelo ya debe haberse enfriado, de manera que debe estar sólido. Precalienta el horno a 180 ºC para cocinar el budín de pan más rápido.

Paso 8- Hornea el budín de pan a fuego medio, sobre una placa de horno de 2 cm de alto y agua hasta alcanzar la mitad del molde. Deberás hornearlo al baño María durante una hora aproximadamente y retirarlo cuando esté listo. El procedimiento es el mismo que para hacer un flan. Si quieres, puedes hacer el baño María al fuego, sin usar el horno, como en la receta de quesillo casero.

Truco: Según el tipo de horno, puede que el pudin de pan tarde más o menos en cocinarse.

Paso 9- Deja que se enfríe para retirarlo del molde. Sirve la receta de budín de pan y ¡a disfrutar! Puedes decorarlo con crema batida, helado de vainilla, chocolate fundido…, ¡lo que más te guste!

Como hacer budin de pan perfecto

Para que el postre alcance nuestras expectativas, saber cómo hacer caramelo para budín de pan es una de las claves. De esta forma, a continuación explicamos la manera más sencilla y rápida:

Paso 1 Coge un molde metálico y caliéntalo al baño María, es decir, dentro de un cazo con agua hirviendo.

Paso 2 Añade el azúcar y deja que se funda.

Paso 3 Remueve con una cuchara de madera el azúcar para acelerar el proceso.

Paso 4 Cuando adquiera un tono dorado, retira el molde del fuego y deja que se enfríe por completo.

¡Más fácil imposible! Una vez explicado uno de los pasos más importantes de la receta de budín, vamos con más tips y recomendaciones generales:

Si quieres dar un toque diferente al budín de pan, utiliza leche vegetal, como la leche de avena o la leche de arroz. Además, de esta forma el postre será apto para intolerantes a la lactosa.

Para que quede más cremoso, tritura la mezcla con una batidora eléctrica de mano antes de verterla sobre el caramelo.

Es principal que hornees el budín al baño María, ya que de no hacerlo el resultado no será el esperado.

Tortilla de calabacín

Tortilla de calabacín

La tortilla de calabacín es una de las que más gustan en mi casa, queda muy jugosa y es una forma estupenda de que todos comamos calabacín, aunque ya te hemos dado otras recetas con esta estupenda hortaliza como estos calabacines rellenos de merluza.

Para preparar esta tortilla de calabacín he utilizado en parte el microondas, porque me gusta mucho la textura con la que quedan los calabacines y de paso me ahorro algo de trabajo, además de que evitamos que absorban tanto aceite, haciéndola de esta forma más saludable.

Leer mas
Pastel de verduras paso a paso

Ingredientes

  • 1 calabacín grande o 2 pequeños
  • 1 cebolleta grande
  • 4 huevos
  • Aceite de oliva extra virgen
  • Sal

Preparación de Tortilla de calabacín

Lavamos muy bien el calabacín, lo cortamos por la mitad longitudinalmente y luego en rodajas. Ponemos en un recipiente apto para el microondas y cocinamos a máxima potencia unos 8 minutos. En una sartén ponemos un poco de aceite y cocinamos la cebolleta cortada muy fina. Añadimos la cebolleta y los huevos batidos al calabacín junto con un poco de sal, mezclamos bien.

Ponemos un poco de aceite en la sartén y cuajamos la tortilla por los dos lados, servimos inmediatamente aunque fría también está muy buena.

Tarta de queso, chocolate y frutos rojos

Tarta de queso, chocolate y frutos rojos

Tarta de queso, chocolate blanco y frutos rojos. ¡cómo suena esto! y te aseguro que mejor sabe, es una Tarta deliciosa y muy colorida, porque ya está aquí la ansiada primavera, y nos apetece llenar nuestros días de color.

Esta Tarta de queso, chocolate blanco y frutos rojos es una de mis tartas preferidas porque lleva en una tres de las cosas que más me gustan, las tartas de queso, el chocolate y los frutos rojos. Es una tarta un poco dulce, por eso le van tan bien los frutos rojos, ya que la equilibra.

Y como en todas las recetas, yo dejo lanzo la idea, luego puedes modificarla a tu gusto, utilizando las frutas que más te gusten. Para hacer la base, he hecho una mezcla de galletas de avena y mantequilla, pero poner las galletas que más te gusten. ¡y listo como te quedo la receta!

Leer recetas
Receta de Tarta de queso

Para la base:

  • 300 gr de galletas
  • 100 gr de mantequilla o margarina

Para la tarta:

  • 450 gr de queso crema, para untar
  • 360 gr de chocolate blanco
  • 250 ml de nata líquida para montar
  • 150 gr de azúcar
  • 3 huevos
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla

Para cubrir:

  • Mermelada de arándanos
  • Frutos rojos variados (fresas, frambuesas, moras y arándanos)

Cómo hacer la tarta de queso, chocolate blanco y frutos rojos

Trituramos las galletas junto con la mantequilla y con esta mezcla cubrimos la base de un molde desmontable, con el dorso de una cuchara apretamos bien la mezcla y guardamos en el refrigeradora mientras continuamos con el resto de la receta. Ponemos el chocolate blanco junto con la nata líquida para montar al baño maría, moviendo hasta que esté todo fundido e integrado, dejamos que se temple.

Batimos el queso con el azúcar y añadimos los huevos, uno a uno, mientras continuamos batiendo. Incoporamos la vainilla y el chocolate. Mezclamos todo bien y vertemos en el molde, sobre la base de galletas. Metemos en el horno, precalentado, a 160 º durante unos 50 o 60 minutos. Comentaros que siempre que hago una tarta de queso, pongo el molde sobre la rejilla y en la ranura de abajo la bandeja de horno, llena de agua, estos hará que haya vapor durante la cocción.

Una vez que la tarta está hecha, la sacamos del horno y dejamos que se enfríe, yo incluso preparo la tarta en la víspera. Cubrimos con una ligera capa de mermelada y repartimos por encima los frutos rojos, en esta caso fresas, frambuesas, moras y arándanos.

¿Ya se te hace la boca agua? Seguro que si… así que anímate a preparar esta deliciosa Tarta de queso, chocolate blanco y frutos rojos y sorprenderlos a lo mas queridos de casa.

Pollo a la mostaza, una receta de pollo

Pollo a la mostaza

Pollo a la mostaza, una receta que os vale para un día cualquiera o para servir en una mesa de celebración, está buenísimo y además se preparar en diez minutos. ¿A qué te gusta la idea?

Tan sencillo como saltear unos dados de pechuga de pollo y cocinarlos en una deliciosa salsa de mostaza. Hemos utilizado mostaza a la antigua, pero si tienes niños pequeños a los que no les haga gracia encontrarse con los granos de la mostaza en el plato, puedes cocinar este mismo plato de pollo a la mostaza utilizando otro tipo de mostaza, incluso mostaza a la miel. De cualquier modo queda delicioso.

Por el sabor no te preocupes que queda muy suave y jugoso, así que es una receta perfecta para toda la familia. Además, como se puede dejar hecha con antelación, puedes llevar este pollo a la mostaza al cole o al trabajo en una fiambrera.

Leer recetas 
Conejo al ajillo, ¡una receta tradicional!

Ingrediente

  • 1 pechuga de pollo
  • 2 cucharadas de mostaza a la antigua (la que tiene granos)
  • 1 brick de nata para cocinar o leche evaporada
  • Aceite de oliva extra virgen
  • Sal
  • Pimienta negra

Cómo hacer pollo a la mostaza

Cortamos la pechuga de pollo en trozos de bocado, salpimentamos y cocinamos en una sartén con un poco de aceite de oliva Extra virgen. Añadimos la mostaza y la leche evaporada o nata para cocinar, dejamos que se mezcle y que la salsa reduzca unos minutos y ya está lista para servir.

A mí para acompañar este plato de Pollo a la mostaza, me gusta cocer unas papas y unas zanahorias son en el microondas, después las salteo en la sartén con un poco de aceite, sal, pimienta y romero, hasta que se doren. Un plato muy completo, sano y de lujo.

Lenguado Menier

Lenguado Menier o Meuniere

Lenguado menier, una sencillísima receta de origen francés para disfrutar de un pescado jugoso. En otro artículo de recetas hicimos fletán al horno con pimientos.hoy lenguado menier.

La salsa Meunière o a la molinera

Es un clásico de la gastronomía francesa. Se supone que la esposa del molinero al llegar a casa después de un duro día de trabajo, se disponía a preparar la cena. Tenía las manos aun impregnadas de harina y al tocar el pescado lo enharinó sin darse cuenta.

Luego lo frió con mantequilla y le añadió limón y perejil como solía hacer. Sin embargo la harina le dio al pescado una textura distinta que entusiasmó al molinero. Se trata de una fritura en mantequilla donde el pescado ha sido previamente enharinado. Se le añade perejil picado y zumo de limón. Al cocinarse en mantequilla y zumo de limón, el pescado queda súper jugoso y con un sabor muy aromático fruto del limón y el perejil.

El lenguado es un pescado blanco, tiene 84 calorías por ración de 100 gramos, además aporta 1.30 de grasa, calcio, yodo, potasio y magnesio. En cuanto a las vitaminas el lenguado tiene niacina, ácido fólico o vitamina B9, vitamina A y vitamina D.

Leer mas
Espaguetis con almejas, ¡deliciosa receta!

Ingredientes

  • 2 lenguados grandes
  • 100 gr de mantequilla
  • 1 cucharada de aceite de oliva extra virgen
  • Harina
  • Perejil fresco
  • 1 limón
  • Sal
  • 4 papas

Cómo hacer lenguado Menier

Cocemos las papas con piel en el microondas, pinchadas y en un recipiente apto para este horno, unos 8 minutos. Las pelamos y cortamos en rodajas y ponemos en el fondo de una fuente. Enharinamos los filetes ligeramente y freímos en una sartén en la que hemos puesto unos 50 gramos de mantequilla y una cucharada de aceite de oliva extra virgen hasta que estén dorados. Sacamos y ponemos sobre las papas.

Añadimos el resto de la mantequilla a la sartén, si estuviera muy sucia por harina puedes colarla. Añadimos también perejil picado y el zumo de limón, mezcla bien y vierte sobre los lenguados. Servir inmediatamente y a disfrutar de este Lenguado a la Meniere, un verdadero placer gastronómico… ¡Oh lalá c’est une délicatesse!

Conejo al ajillo, ¡una receta tradicional!

Conejo al ajillo

El conejo al ajillo es una receta muy tradicional que seguramente prepararas en casa; pero hoy vengo con mi receta porque me hacía ilusión compartirla con nosotros. Es muy sencilla y a la par sabrosa, igual que ocurre con el pollo al ajillo. Seguro que que te vas animar a prepararla, no será sólo en una ocasión.

Con aromas caseros y otoñales, esta receta de conejo al ajillo te va a cautivar. Sólo una pequeña recomendación: cuando saques este plato a la mesa, no te olvides del pan. ¡imprescindible! Quizá es lo que más me gusta de esta receta y al mismo tiempo, ¡lo que menos me gusta! ¿Por qué? Pues porque no hay quien se resista a mojar en la salsa y eso más tarde, trae remordimientos.

Este conejo al ajillo acompañado de unas patatas y zanahorias asadas, una ensalada, y de postre fruta, es una comida equilibrada, sana y de deliciosa.

Vamos a ver cómo hacer conejo al ajillo y los poquitos ingredientes que lleva.

Leer receta 
Espaguetis con almejas, ¡deliciosa receta!

Ingredientes

  • 1/2 conejo
  • 1 cabeza de ajos
  • un vaso de vino blanco
  • 1 guindilla (ají picante, sólo si no comen los niños)
  • 1 cucharadita de tomillo
  • Aceite de oliva extra virgen
  • Sal

CÓMO PREPARAR CONEJO AL AJILLO EN 4 PASOS

Paso 1- Freímos el conejo con 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, a fuego suave. Una vez que el conejo tome un color doradito, estará listo. Reservamos.

Paso 2- En el mismo aceite, incorporamos la cabeza de ajos partida por la mitad, sofreímos a fuego suave con mucho mimo y sin prisas durante 15 minutos.

Paso 3- Incorporamos los trozos de conejo, sal, tomillo, guindilla sin semillas (sólo si no comen los niños) y sofreímos todo junto durante 10 minutos.

Paso 4- A continuación incorporamos el vino blanco y dejamos cocinar a fuego suave hasta que la salsa espese (unos 30 minutos).

Paso 5- Servimos bien caliente el conejo acompañado de su salsa, patatas y zanahorias asadas.

¿Que nos aporta la carne de conejo?

Ya habrás visto la receta de conejo al ajillo y habrás decidido hacerla, pero tienes dudas sobre la carne de conejo: ¿qué nutrientes nos aporta?, ¿es más o menos grasa que la de pollo? Contestamos a vuestras dudas:

Es una carne magra

La carne de conejo es muy saludable por ser baja en calorías, en colesterol, y por contener una elevada cantidad de proteínas de alto valor biológico y aminoácidos esenciales.

Se clasifica dentro de las carnes magras, como el pollo, el solomillo de cerdo, el pavo o la ternera. Es considerada una carne blanca, mucho más saludable que las carnes rojas, en las que sí hay que moderar el consumo semanal.

Una ración de 100g de carne de conejo apenas aporta 140 calorías; por lo que es perfecta para seguir una dieta equilibrada y de control de peso.

Es una carne con bajo contenido graso; tan independent un 5% y con una elevada calidad de ácidos grasos, ya que tiene un alto contenido en grasa insaturada y poca grasa saturada, por lo que se recomienda en dietas para controlar el colesterol.

Es rica en vitaminas y minerales

Tiene altas dosis de vitaminas del grupo B como vitamina B12, vitamina B3 (es la carne que más contiene), y vitamina B6. Todas estas vitaminas son fundamentales en la asimilación de los alimentos, fabricación de tejidos, sistema nervioso. por lo que está aconsejado su consumo para mujeres embarazadas o durante la lactancia materna.

También tiene un alto contenido en minerales, como el fósforo y potasio, minerales “imprescindibles” en la etapa escolar, en la cual se produce un gran desgaste físico y mental. Igualmente posee zinc, magnesio y hierro, fundamentales para el buen funcionamiento del organismo y la producción de glóbulos rojos.

Perfecta para los niños: Al ser una carne magra y muy blanda, es muy fácil de masticar y muy digestiva, gracias a su bajo contenido en colágeno, por lo que es perfecto para estómagos sensibles como los de los niños, que podrán consumirla a partir de los seis meses de edad en diferentes recetas adaptadas.

Como la vez, la carne de conejo tiene unas propiedades nutricionales adecuadas para todas las edades y para algunas situaciones especiales, como el embarazo, la lactancia, el desarrollo infantil y para personas con determinadas enfermedades que necesitan cuidar de su alimentación; por lo que incluir en vuestro menú natural platos como este conejo al ajillo, un delicioso arroz con conejo, o conejo en salsa es una idea estupenda que te lo recomendamos.

Ensalada de lentejas, ¡deliciosa receta!

Ensalada de lentejas

Hoy te traemos una rica y fresquita ensalada de lentejas, porque las lentejas, además de estar muy ricas, aportan cantidad de nutrientes. Por ejemplo, son muy ricas en minerales como el hierro y el calcio por lo que son especialmente interesantes para la dieta infantil. Y aunque en mi casa las tomamos muy ligeras como estas lentejas con verduras que te enseñamos en otra oportunidad, en verano aprovecho para prepararlas en ensalada.

Además esta ensalada de lentejas se prepara en diez minutos escasos e incluso, puedes dejarla hecha en el nevera para que, cuando llegues de trabajar o de la playa, te encuentras la comida hecha. Y si tienes que llevaros la comida fuera, es estupendo para táper. ¡Lo tiene todo listo!

Siempre te insistimos en la importancia de incluir legumbres en la dieta, en esta entrada nuestra nutricionista Silvia y muchas nutricionistas mas nos lo dejó muy claro y en verano no podemos dejarlasr a un lado, así que animaos a preparar esta ensalada de lentejas.

LEER RECETA
Pinchitos de pollo, un aperitivo delicioso

Ingredientes

  • 400 g de lentejas, en conserva.
  • 1 pimiento rojo
  • 1 cebolleta
  • Aceitunas sin hueso
  • 2 latas de atún al natural
  • Maíz dulce
  • Vinagre de manzana
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra

Como hacer ensalada de lentejas

Paso 1- Sacamos las lentejas del tarro y las lavamos bien bajo el grifo de agua fría. Las escurrimos bien, ponemos en una fuente y les añadimos el pimiento, la cebolleta y las aceitunas, todo picado finamente. Incorporamos el maíz y el atún. Una pizca de sal, vinagre de manzana y aceite de oliva extra virgen al gusto.

Paso 2- Guardamos en el refrigeradora hasta el momento de servir y ¡a disfrutar de esta sana y sencilla ensalada de lentejas!

Pinchitos de pollo, un aperitivo delicioso

receta de pinchito de pollo

Hoy les dejamos con unos pinchitos de pollo. E personal es lo mas sabroso que hay. Los pinchitos morunos son trozos de carne que se dejan macerar en un aliño de especias, se insertan en una brocheta y se cocinan a las brasas o en su defecto en una plancha. Tienen su origen en Marruecos, donde se suelen preparar con carne de cordero o de pollo. En Andalucía, «los pinchitos» son una de las tapas más típicas de muchos bares y por supuesto, no pueden faltar en una buena barbacoa.

Suelen prepararse con carne de cerdo o con carne de pollo como hemos hecho nosotros hoy. No te imaginaras lo ricos que están estos pinchitos de pollo, ya me están preguntando en casa cuándo voy a volver a prepararlos.

En cuanto al aliño de la carne de estos pinchitos de pollo, puedes utilizar el aliño para pinchitos que ya se comercializa preparado o hacer tu propia la mezcla. En este último caso, Puedes adaptarlo a tu gusto, más o menos picante y jugando con las diferentes especias, porque se le pueden añadir jengibre, pimentón, comino. ¡Anímate y sorprenderlos en casa!

Leer recetas
Langostinos al horno, receta fácil

Ingredientes:

  • 1 kilo de carne de pollo, pechuga.
  • 1 cebolla
  • 3 dientes de ajo
  • 2 cucharaditas de especias para pinchitos (Mezcla de sal, orégano, alcaravea, cúrcuma, cilantro (culantro), cominos, pimienta, anís, ajo, cayena y clavo)
  • 2 cayenas (opcional)
  • Aceite de oliva virgen extra

Como prepara Pinchitos de pollo

Paso 1- Cortamos la pechuga de pollo en trozos, de unos 2.5 cm aproximadamente, y los ponemos en un recipiente. Añadimos los ajos y la cebolla picados finamente junto con las especias y un chorretón de aceite de oliva extra virgen, mezclamos bien. Tapamos y guardamos en la nevera unas horas, yo siempre lo hago el día para el otro día.

Paso 2- Si no tienes brochetas metálicas, puedes utilizar brochetas de madera. Para ello, las untamos con un poco de aceite, esto hará que cuando demos el bocado a la carne, esta se desprenda con facilidad de la brocheta. Pinchamos en cada brocheta unos cinco trozos. Ponemos la plancha bien caliente y cocinamos los pinchitos por los dos lados. La cebolla y el aliño que queda en el recipiente no vayas a tirarla, lo cocinas también y lo sirves junto a los pinchitos y unos trozos de pan.

Paso 3- Estos Pinchitos de pollo se comen de tapa con un trozo de pan en una mano y el pinchito en la otra o también puedes tomarlos como plato principal, acompañados de un cuscús, al que le añades la cebolla y el aliño de los pinchitos que había quedado en el recipiente, cocinado en la plancha. ¡buenazo verdad!