Receta de Tarta de queso

Receta de Tarta de queso

Hay muchas recetas de tarta de queso, pero esta es una de las clásicas o tradicionales y no debe faltar en ningún recetario. Esta tarta de queso es, muy fácil de hacer, de las que gustan a todos y en las que los niños pueden participar para empezar en la cocina. Si no la hayas probado, preparado los ingredientes y seguir el paso a paso de su elaboración, ningún amante de este tipo de tartas se resistirá a repetir.

Aquí tienes la receta de Tarta de queso más fácil de hacer, de hecho, es posible que muchos de nosotros ya la hayas probado, sea porque es la que habrás aprendido (o una de ellas) o porque ya hace unos años que la compartimos en otro medio gastronómico. Y es que esta es una receta perfecta para iniciarse en el mundo de la repostería y la pastelería, no sólo porque es fácil de elaborar, también porque el resultado es exquisito, esto hace que podamos considerar a esta tarta una motivación para hacer más postres y dulces.

En cualquier caso, y por mucho que se evolucione como pastelero, esta Tarta de queso nunca se deja de hacer, así que os recomendamos que tomes nota de la receta y la tengas siempre a mano, aunque en cuanto la hagas unas cuantas veces os la aprenderás de memoria. Por cierto, en base a esta receta se pueden hacer algunas variantes, desde la versión con chocolate a la tarta de queso light, baja en grasas y azúcares, o incluyendo frutas. Si quieres ver más recetas de tarta de queso puedes utilizar el buscador del blog.

LEER RECETA:
Bizcocho casero con 3 ingredientes

Ingredientes

  • 1 tarrina de queso Philadelphia (250 gramos)
  • 3 yogur naturales (de 125 gramos cada uno)
  • 3 huevos (M)
  • 50 gramos de harina
  • 150 gramos de azúcar
  • mantequilla para el molde.

Preparación de Tarta de queso

Paso 1- Pon el horno a calentar a 175º C. Unta el molde con mantequilla, espolvorea un poco de harina y azúcar, repártelo por el molde y desecha lo que no quede adherido a la mantequilla. Reserva el molde.

Paso 2- Mezcla en un cuenco amplio todos los ingredientes, el queso, los yogures (puedes sustituir alguno por un yogur de limón u otro sabor), los huevos, la harina y el azúcar, y bate con la batidora de mano hasta obtener una crema fina.

Vierte la masa en el molde e introdúcelo en el horno cuando esté a la temperatura marcada. Deja cocer una media hora, dependerá del grosor que le hayas dado y si ves que se tuesta mucho, cúbrela con papel de aluminio.

La tarta estará hecha cuando introduzcas un palillo y salga limpio. Cuando retires la tarta del horno, déjala enfriar y después resérvala en el frigorífico, es cuando adquirirá la particular y clásica textura de las tartas de queso.

Acabado y presentación

Puedes servir la tarta sola, a mi en personal me gusta así, o acompañarla de algún coulis de frutas, chocolate e incluso con galletas, ya que este pastel o tarta no lleva base. Hoy la hemos probado con uvas y chocolate, la verdad es que las uvas y el queso